BEAUTIFUL GIRL

24 mar. 2013



Me encantaría que conocieras a Marga,  es una chica impresionante. Y no lo digo para hacerle la pelota ahora que se nos marcha a Barcelona, lo digo la verdad, lo sé desde que la conocí.
He tenido que rescatar esta foto del verano pasado porque el carrete que tiré en nuestra última quedada ha sido un desastre, cuatro fotos he salvado. Esa tarde de photowalk Marga todavía no sabía si se iba o se quedaba. Yo la animé, igual que hice contigo. Vivir aquí es maravilloso, pero las cosas realmente buenas, esas que te hacen crecer, siempre pasan fuera de nuestra zona de confort.



Sería genial que os pudieras multiplicar como en la primera foto y estar aquí y allí. Pero como por ahora no es posible -Marga, por favor, investiga por ahí- Pues disfrutaremos, todavía más si cabe, el tiempo que estemos juntas, y tendremos mil cosas nuevas que contarnos y al cabo de dos minutos, ignoraremos los meses que hace que no nos vemos.

TERAPIA POSITIVA

3 mar. 2013

Aunque parezca difícil, esta semana han pasado cosas buenas...
La primera, han cambiado los dueños del bar del cole, I can't believe. Son dos chicas simpatiquísimas, el café está bueno, hay menú DE VERDAD y rico, tienen consomé y tartas caseras, 10 points.
He vuelto a ir a nadar, llevaba más de dos meses sin hacer un miserable largo y me ha sentado bien. Se que lo complicado está en ser constante, pero bueno, volver a empezar con la rutina es mi pequeño logro de la semana.
La semana pasada llevé a revelar tres carretes de golpe, está claro que soy un desastre, hay uno que esperaba en su cajita desde hace más de un año. Lo bueno de ser un desastrito? Que me he dado un subidon de amor fotográfico. Mejor que un pedazo gigante de brownie con helado.
Estas son de una visita que hicimos a la Fundació Joan Miró con el profe de Proyectos. La arquitectura de Sert y la obra de Joan Miró son un tàndem perfecto. Tanto el estudio como el museo tienen una luz impresionante. Estoy muy contenta de haber elegido llevarme la Petri ese día.



El domingo pasado quería salir pitando a Hamburgo, pero no pudo ser. La suerte de haberme quedado aquí? Pués que me han estado arropando un harén de mujeres cual jeque árabe. Yo sabía que eran guapas por fuera y por dentro, pero ya sabes, es en esos momentos en los que ellas no dejan que te sientas sola cuando de verdad aprecias lo bonitas que son.