TODO EL AIRE DEL MUNDO

25 mar. 2015

.
Hace unos días me percaté de que ya podía colocar la nariz entre mis rodillas con las piernas completamente estiradas. El hallazgo me sorprendió, por supuesto, no tanto por la peripecia en si sino porque al hacerlo siento como se estiran todas las partes de mi columna vertebral que es lo que realmente lo que resulta agradable. También estoy practicando la respiración en tres fases, llenando primero la parte baja de los pulmones, que se hace empujando el diafragma, después llenando el pecho, y acabar levantando las clavículas para expirar en el mismo orden. Es como si pudiera respirar todo lo aire del mundo, igual que cuando estas en la cima de una montaña.

1 comentario :

  1. A veces observo a nuestro marmotillo durmiendo y respira tal cual lo describes, mi maestra de yoga estaría orgullosísima de él. ¡Gracias por la excrusión! ¡Me ha encantado! :-)

    ResponderEliminar